Familia

6 consejos para mantener una buena relación con tu pareja después del embarazo

famlia2

¡Esta casa es un desastre! Muchos son los problemas que se dan en una relación de pareja luego del embarazo, sobre todo si somos padres primerizos, mala comunicación, desacuerdos, problemas de adaptación con la nueva rutina, intolerancia y muchos otros conflictos que nos afectan al pasar ese periodo de parejas a padres.

pareja1

¿Qué podemos hacer?

 6 consejos muy efectivos para mejorar la relación con tu pareja, luego de tener a tu nuevo bebé.

  1. Reconocer los problemas: Debemos darnos cuenta de cuáles son los puntos conflictivos en la relación, así sabremos qué tenemos que mejorar y por dónde comenzar. Muchas veces no queremos aceptar nuestros errores o nos parece que todo lo que hacemos está bien, quizás ese sea nuestro principal error, debemos tener en cuenta las opiniones o comentarios que recibamos de nuestra pareja, considerar su punto de vista y saber que no siempre estamos en lo correcto.

 

  1. Buena comunicación: la comunicación es la base de las buenas relaciones interpersonales, es la manera en la que van a entenderse tu pareja y tú. No debemos tomar decisiones que nos afecten a ambos por nuestra propia cuenta,consulta con tu pareja si tienes alguna inquietud o hay algo que te moleste. Recuerda: “no es lo que dices, sino, cómo lo dices”.

pareja2

  1. Trabajo en equipo: al ser padres primerizos tendremos que aprender a trabajar en conjunto, repartir las tareas equitativamente y organizarnos en los deberes del hogar, así mejorarás el funcionamiento de tu relación de pareja y con tu nuevo bebé. ¡Únanse! En la unión está la fuerza, es el momento de ponernos de acuerdo y hacer las cosas más fáciles.

 

  1. Demuestra tus sentimientos: no reprimas lo que sientes, esto solo empeorará la situación. Expresa tus emociones, consulta con tu pareja qué sientes y cómo te sientes, seguro que va a entenderte y ayudarte si algo anda mal, expresa el cariño que sientes por tu familia y las ganas que tienes de que todo salga bien.

familia1

  1. Escápate un rato: llama a una niñera o a un familiar cercano que cuide de tu bebé por un par de horas y tómate ese tiempo para salir, caminar, hacer algo que te guste (sola o con tu pareja). Esta actividad cambiará tu estado de ánimo, debido a que al realizar otra tarea diferente a los cuidados del bebé y los deberes del hogar, tu mente se despejará y te sentirás mucho más fresca.

 

  1. Conserva la calma: no pierdas el control de la situación, no permitas que los nervios rompan tu tranquilidad emocional, mantente en paz y en armonía contigo y con los que te rodean. Puedes practicar Yoga, tomar tés tranquilizantes o duchas calientes. Haz lo que consideres necesario para mantenerte calmada y serena. Con esto evitarás que las posibles discusiones se vuelvan agresivas.

No todo debe ser un desastre, con paciencia, esfuerzo y mucha dedicación las cosas irán mejorando ¡Anímate!