Salud

Como mantener una alimentación sana durante el embarazo

alimentacion2
Alimentarse bien es sinónimo de salud y más aún cuando estamos esperando la llegada de una nueva vida. La alimentación y el estilo de vida son dos aspectos fundamentales para el correcto desarrollo de nuestro embarazo
y del crecimiento de nuestro bebé. Aunque muchas personas suelen comer lo mismo que comían no estando embarazadas, vamos a ver una serie de razones por la cual, debes incluir una dieta antes y luego dar a luz.

1. Lo que comes tú es lo que come tu bebé

Es importante tener en cuenta que todo lo que tu ingieras lo está ingiriendo tu bebé así que debes tener mucho cuidado y quitar cualquier elemento que pueda afectar de forma negativa. Evita todas las bebidas alcohólicas y/o medicamentos que no sean previamente recetados por tu ginecólogo.

nutricion1

2. Alimentación a base de frutas y verduras

Muchos recomiendan que durante el embarazo, la mujer se deba alimentar bien y a veces esto lo traducen en comer carnes rojas. Esto es totalmente falso e incluso, puede incrementar tus niveles de ácido úrico lo cual puede traer complicaciones. El secreto de todo es el balanceo de las comidas, pero eso sí, siempre ten en cuenta que debes agregar a cada comida frutas y verduras, ya que en ellas están los antioxidantes que tu cuerpo y tu bebe necesitan.

3. Busca alimentos que te generen calcio (Vitamina D)

Para que tu cuerpo vaya soportando la evolución de tu bebé y el crezca sano y fuerte, debes incluir en tu dieta alimentos que contengan Vitamina D (Calcio) tales como el tofú, el yogurt, los frutos secos, entre otros. Recuerda igualmente siempre acompañar tus comidas con una porción de proteína para sellar ese calcio en tus huesos.

sushi1

4. Evita comer pescados o mariscos crudos

Si eres amantes de la comida asiática, te recomendamos que durante tu embarazo, te alejes un poco de ella. La mayoría de los mariscos o pescados que no son bien cocinados, producen mucho mercurio el cual es nocivo tanto para tu salud como para la de tu bebé. Para evitar esto, procura consumir pescados como el salmón, la trucha, los camarones, entre otros, eso sí, bien preparados y cocinados (que superen al menos los 145°F).

Espero que estos consejos alimenticios te permitan tener un embarazo estable y provechoso, estoy segura que con la dieta adecuada y alejándote de las comidas peligrosas, tu bebé crecerá sano y fuerte, listo para afrontar los retos de la vida. Nunca está de más visitar a una nutricionista ella será la que adecuará construir de acuerdo a tu gasto calórico una dieta especial para cada trimestre.