Salud

El control médico de tu hijo, un compromiso para los padres

doctor3

El control de un hijo comienza desde que está en el vientre por ello es necesario una planificación para que crezcan y se desarrollen de una manera sana y saludable.Se debe comenzar buscando los nombres de los doctores, ginecólogos, obstetras y pediatras, para saber cuál es la mejor opción con la que el niño y los padres se sientan cómodos, se recomienda preguntar a algún conocido que haya tenido un bebé reciente para saber su experiencia en el control de su niño.

doctor1

Apenas la madre este convencida de un posible embarazo debe visitar al ginecólogo y programar las consultas prenatales, están serán de la semana 4 a la 28 una visita cada 4 semanas,  de la semana 28 a la 36 una visita cada 2 semanas y de la 36 a la 41 una vez por semana.El niño debe asistir al médico la primera semana de su nacimiento para ser evaluado, revisar su peso, talla y desarrollo psicomotor, todo esto con el fin de prevenir, detectar cualquier anomalía e implementar un tratamiento adecuado.

 

Durante el primer año el niño debe visitar 1 vez al mes al médico, en estas visitas se hablará acerca de su alimentación, se detectarán sus alergias y las vacunas que se debe colocar. A partir del 1 año las visitas deben ser cada 3 meses, a los 2 años serán cada 4 meses, desde los 3 años hasta los 6 años serán cada 6 meses y de los años en adelante será 1 visita al año, los padres siempre deben recordar que los mejores vigilantes para detectar que su hijo tiene un problema son ellos mismos y llevándolo al médico encontrarán la ayuda adecuada.

doctor2

¿Para qué son las visitas médicas del niño? Son los chequeos que se realizan cada cierto tiempo a los niños para verificar que tienen una evolución adecuada con su edad. Existen 2 tipos de visitas, las visitas de control para verificar que el niño este bien y las visitas por algún problema que presente. Para estás visitas los padres deben llevar la ficha de vacunas,  la información de los chequeos anteriores, decir los síntomas que tienen el niño y aclarar cualquier duda que tenga, con la constancia en el control por parte de los padres.